El entrenador del CD Castellón, Sergi Escobar, y el jugador albinegro, Abraham Peleteiro, protagonistas en la victoria ante el Alzira (1-0)

Escobar presenció el partido desde la grada y, en esta ocasión, tuvo que ser Héctor Mohedo quien dirigiera desde el banquillo. Sin embargo, se mostraba muy contento por el resultado obtenido en el último partido del año. “Había que ganar por lo civil o por lo criminal. Sabemos que tenemos mucho que mejorar, pero nos vamos contentos a Navidad con esta victoria”, explica.

Por su parte, Abraham volvía a jugar en Castalia después de muchos meses lesionado. “Llevo 9 meses trabajando muy duro y he intentado ser correcto en todas las acciones. Ha sido espectacular volver a Castalia, tenía muchas ganas de volver”, manifiesta el lateral gallego.