El CD Castellón sufrió la primera derrota como visitante en Los Arcos tras sucumbir ante el Orihuela por 2-0. Los alicantinos dominaron en la primera mitad y se adelantaron con un gol de Antonio Martínez que no debió subir al marcador por fuera de juego posicional. Además, Enrique se marchó expulsado cuando el árbitro alicantino le mostró la roja a la media hora de juego. Por si fuera poco, el árbitro debutante en la categoría expulsó a Sergi Escobar al filo de la primera mitad.

A partir de ahí, el conjunto albinegro aguantó como pudo ante un rival digno de playoff que vio como, otra vez, se quedaba en inferioridad numérica tras la expulsión de Marenyà a falta de 20 minutos para el final. A pesar del panorama, los futbolistas de Sergi Escobar gozaron de algún acercamiento al área de Emilio pero quien volvería a golpear fue el Orihuela, que se aprovechó de otra expulsión -esta vez de Kike Ferreres en tiempo añadido-, para poner el definitivo 2-0.

Con esta derrota, el CD Castellón se mantiene en la cuarta posición y recibirá este miércoles al Alzira para seguir luchando por el ascenso.